Prevención: Un desafío crítico para la salud en Chile

Prevención: Un desafío crítico para la salud en Chile

Autor: Fernando Vio Del Rio
Fecha: Noviembre 2015

Se sabe que la prevención es fundamental para enfrentar los problemas de salud. Es lo que sucedió en Chile en el pasado, con excelentes resultados en Salud Pública que hizo de nuestro país un referente a nivel mundial

Prevención y cambios epidemiológicos en Chile

Se sabe que la prevención es fundamental para enfrentar los problemas de salud. Es lo que sucedió en Chile en el pasado, con excelentes resultados en Salud Pública que hizo de nuestro país un referente a nivel mundial en disminución de mortalidad infantil, mortalidad materna, enfermedades infecciosas, y muy especialmente en la erradicación de la desnutrición desde fines de la década del 80.

La tradición preventiva viene desde antes de Hipócrates y fue notoria en la India desde los años 2.500 y 1.500 A.D. que desde esos tiempos preservaban la salud y atendían a los enfermos en hospitales. Los chinos han sido los mejores exponentes, como lo observó el padre de la medicina china Huang Ti, “el mejor médico es el que ayuda antes de que aparezca la enfermedad”. Así fue como los médicos de emperadores y aristócratas eran recompensados si mantenían sano al emperador, y por el contrario, eran severamente castigados cuando éstos se enfermaban. Esta cultura preventiva se mantuvo en China hasta la la edad moderna con los “médicos descalzos”, cuyo trabajo en zonas rurales era fundamentalmente preventivo, lo que se adoptó como estrategia mundial por la Organización Mundial de la Salud en la Conferencia de Alma Ata, Kazajistán, en 1978. En China esta política duró hasta el año 1981, en que los doctores del pueblo comenzaron a cobrarles a los pacientes por sus servicios, por los incentivos económicos que exigía la nueva política de Teng Xiao Ping. Esto cambió su enfoque hacia el tratamiento curativo de enfermedades crónicas, abandonando lo preventivo.

En Chile la pregunta es ¿cuándo cambió el paradigma de lo preventivo, que tantos beneficios trajo con la reducción de la mortalidad infantil, la desnutrición y enfermedades infecciosas, por lo curativo? Chile pasó de una situación de pre transición epidemiológica, con predominio de enfermedades materno-infantiles, infecciosas y desnutrición, a una de post transición epidemiológica en que predominan las enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, obesidad,  junto a problemas de salud mental y accidentes. Este  cambio fue muy rápido, entre las décadas del 60 y 80, producido por avances en las enfermedades materno-infantiles e infecciosas, como vacunas y antibióticos, pero principalmente por políticas de Salud Pública bien aplicadas desde lo preventivo hasta lo curativo.

Continuar leyendo…

Fuente: Revista Mensaje, Nº 644 de Noviembre 2015

¿Fué útil esta información?