Azúcar y mes del corazón

Azúcar y mes del corazón

Autor: Fernando Vio del Rio
Fecha: 31 de Agosto 2016

En el mes del corazón, es muy oportuno conocer la recomendación de la Asociación Americana de Cardiología (El Mercurio, 23 agosto, p. A12) de no consumir más de un 5% de las calorías totales en azúcar libre

En el mes del corazón, es muy oportuno conocer la recomendación de la Asociación Americana de Cardiología (El Mercurio, 23 agosto, p. A12) de no consumir más de un 5% de las calorías totales en azúcar libre -lo que equivale a aproximadamente 25 gramos o 6 cucharaditas al día-, por el efecto nocivo que tiene en las enfermedades cardiovasculares, obesidad diabetes e hipertensión arterial. Esto concuerda con la Directriz de la Organización Mundial de la Salud  2015 “Ingesta de azúcar para adultos y niños”, que recomienda lo mismo basada en las evidencias existentes del efecto del azúcar en el sobrepeso y obesidad, especialmente en niños.  El Informe OMS señala además que “No se observó prueba científica alguna de que la reducción de la ingesta de azúcares libres a menos del 5% de la ingesta total de energía produjera daños”.

En consecuencia, el azúcar no es un nutriente indispensable, ya que solo aporta calorías y se puede prescindir de él sin ningún riesgo para la salud. Por el contrario, incrementa la posibilidad de tener enfermedades crónicas, en especial cardiovasculares.  Otro efecto importante del consumo de azúcar es que desplaza el consumo de alimentos saludables, como son las frutas y verduras, legumbres, lácteos sin grasa, pescados y otros bajos en azúcar, grasas y sal.

En Chile el consumo de azúcar ha ido bajando desde 50,45 kilos por habitante al año el 2005 a 37,9 kilos el 2014 (ODEPA, 2015). Esta disminución se explica en gran parte por el aumento en el consumo de endulzantes sustitutos, ya sean artificiales o naturales, y por una tendencia natural de la población de mayores ingresos por consumir alimentos más sanos, lo que no sucede en los sectores más  pobres. Sin embargo, este consumo todavía es muy alto, comparado con otros países de América Latina que rondan los 20 kilos por habitante al año.

Es por ello importante que en este mes del corazón insistamos en mejorar la dieta en nuestra población, en especial disminuyendo el consumo de azúcar en los niños.

Dr. Fernando Vio del Rio
Profesor Titular
Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA)
Universidad de Chile

Fuente: PROEPSA

¿Fué útil esta información?